Archivo de la etiqueta: Lepe

Los mejores chistes de Lepe

Todos sabemos que los mejores chistes de risa, son los chistes de Lepe. Lepe es una ciudad de Huelva, que seguro que está contenta con la promoción que hacen con sus chistes.

Os dejo una recopilación de los mejores chistes de risa de Lepe.

– 1.- Van dos de Lepe en un bote.
– Oye Bartolo ¿Tú sabes porque los buzos se tiran al mar hacia atrás?
– ¡Joder hombre! ¡Si se tirasen hacia delante caerían dentro del bote!

2.-Dos leperos se encuentran en un camino. Uno llevaba una bolsa al hombro.
– ¿Qué tienes en la bolsa?, dice el otro.
– Pollos, responde el primero
– Si acierto cuantos llevas ¿puedo quedarme con uno?
– Si aciertas puedes quedarte con los dos.
– Bueno, pues … ¡cinco!

3.- Juegos olímpicos en Lepe. Discurso de inauguración.
– O … o … o … o … o
– No, señor alcalde, los aros olímpicos no se leen.

4.- Le dice un lepero a otro:
– Oye Paco, he comprado un condensador de protones estroboscópicos con fisionador calimastrado y lo he puesto en mi patio.
– ¡EEEEEE! Espera un momento. ¿Qué coño es un patio?

5.- ULTIMAS NOTICIAS
Lepero suicida, mata a su hermano gemelo por error

6.- CURVA PELIGROSA
Uno de Lepe conducía por un camino secundario, cuando vio un cartel que decía: ‘Curva peligrosa a la izquierda’. Sin dudar, viró a la derecha.

7.- AGENDA DE TELÉFONOS
¿Por qué los leperos usan solamente la letra ‘T’ en sus agendas de teléfonos?
– Teléfono de Antonio, teléfono de Luis, teléfono de … ..

8..- Un lepero entra un lunes en una zapatería y después de probarse unos cuantos pares, elige unos italianos muy elegantes. Al entregárselos el empleado le advierte:
– Señor, estos zapatos suelen apretar bastante los cinco primeros días.
– No hay problema, responde, no los voy a usar hasta el próximo domingo

9.- Uno de Lepe pregunta a su padre
– Papa, ¿Puedo salir a ver el eclipse?
– Está bien hijo, pero no te acerques demasiado.

10.- Dos leperos, amigos de la infancia, se encuentran
– ¿Y tú ahora a que te dedicas?
– Pues tengo una granja con 10.000 palomas
– ¿Mensajeras?
– No, no te exagero nada.

11.- Se encuentran dos leperos– Sabes, al final encontré trabajo en Santiago .
– ¿De qué?
– De Compostela

12.- Le contaba un lepero a otro
– Ibamos yo y Manolín
– No, íbamos Manolín y yo
– Vale, listo, yo no iba.

13.- Llama un lepero por teléfono y le contestan
– ¿Si?
– Doctor, doctor, mi mujer está a punto de dar a luz
– ¿Es su primer hijo?
– No, soy su marido

14.- Le dice un lepero a otro
– Curro ¿Por qué no regaste el jardín?
– Porque está lloviendo a cantaros
– No seas vago, hombre, aquí tienes un paraguas.

15.- ¿Cuál es la única flor que no se da en Lepe?
El pensamiento.

16.- Se muere un lepero y se acerca un amigo al hijo.
– Lo siento.
– No, déjalo acostado, tal como está.

17.- Comienza la música y un lepero que estaba un poco bebido ve una señora elegantemente vestida de negro. Tambaleante, se acerca a ella y le dice:
– Madame, ¿Me concede el placer de este baile?
– No
– ¿Y por qué no?
– Pues por cuatro motivos:
Primero, porque usted está borracho.
Segundo, porque esto es un velatorio.
Tercero, porque el Ave María no se baila.
Y cuarto porque madame será su madre. ¡Yo soy el cura!

18.- Llega un lepero del trabajo y pregunta:
– Hijo, ¿Con que juegas?
– Con lo que me sale de los huevos.
El padre le pega y el niño corre a decirle a su madre:
– Mamá, ya no quiero mas kinders.

19.- Dos leperos de conversación
– Anoche ligué con una tía buenísima. ¡qué piernas!, ¡qué pechos!, qué culo!
– ¿Y de cara?
– Ah, eso si, ¡carísima!.

20.- Se juzga a un lepero y dice el fiscal al acusado:
– A ver, ¿por qué disparó dos tiros contra su suegra?
– ¡Por qué no tenía mas balas!

21.- Dos leperos. Uno le pregunta al otro:
– ¿Qué llevas en esa cesta?
– Si lo adivinas, te doy un racimo.
– ¡¡ Croquetas!!

22..- Un lepero en el viaje de Colón.
– Almirante, quince carabelas se acercan
– ¿Una flota?
– No, flotan todas.

23.- Se hunde el barco y el capitán, que era de Lepe, le dice al contramaestre
– Coja ese pico, rompa la ventanilla y larguémonos de aquí en una barca salvavidas.
– Pero, … mi capitán, aún hay mujeres a bordo.
– Si hombre, para joder estoy yo ahora.

24.- Llega un niño de Lepe a casa
– Mamá, mama en el colegio me llaman imbécil
– Bueno ¿y a mi qué?
– A ti puta.

25.- Dos de Lepe se van al bosque en busca de un abeto para navidad.
Después de dos horas dando vueltas, uno le dice al otro:
– Bueno, ¡ya está bien!. El próximo abeto que veamos lo cogemos tenga o no tenga bolas de navidad.

26.- Coge un lepero el teléfono
– Hola. ¿Es el nueve, cuatro, dos, ocho seis, siete, nueve, uno, cuatro.
– Si, si, no, si, si, no, si, no, si.

Chiste de la huelga

A colación de la huelga general del 29 de Marzo os traigo un chiste:

Un día las prostitutas de Lepe decidieron hacer huelga para reivindicar sus derechos y mejores condiciones laborales.
Así que formaron una gran manifestación y se reunieron todas en la plaza del pueblo en pleno día.
– ¡¡Queremos mejores condiciones !! ¡¡ Queremos Seguridad Social y un trabajo más digno!!
Tanto escándalo formaban que el alcalde, muy apurado, decidió salir al balcón del Ayuntamiento para calmar los ánimos.
– ¡¡ Queridas amigas!! ¡Comprendemos vuestra indignación y hemos decidido poner remedio a la difícil situación en la que os encontráis!. Formad una fila delante de la ventanilla del INEM y trataremos vuestros casos individualmente.!!

Total que se forma una larga fila que salía hasta las afueras de Lepe unos cuantos kilómetros.
En eso que una viejecita que pasaba por la carretera ve la larga cola y se dirige a la última prostituta que estaba en la cola y le pregunta:

– Ay hijita, dime ¿para qué es esta cola?
La prostituta ruborizada y avergonzada prefirió no decirle la verdad y le contesta:
– Es que están repartiendo peladillas, señora.
Y decide ponerse en la cola.
Durante horas trabajan a destajo en la ventanilla del INEM para solucionar los problemas de cada una de las prostis y al fin le llega el turno a la abuela.
Se acerca a la ventanilla y el funcionario se la queda mirando y le dice:

– Hombre abuela, usted, con su edad, ¿usted también?
Y la abuela le responde:
– Ay hijito… yo comerlas no pero chuparlas, todavía las chupo.

Podéis ver como son de verdad los sindicatos en esta Huelga general.