Chiste de las joyas

Asaltan una joyería de madrugada en Gijón y la «poli» necesita un  sospechoso.
Entonces encuentran a un borracho cerca del lugar y lo llevan a comisaría.
Allí lo bajan al sotano y un «poli» empieza a meterle la cabeza en un cubo de agua.
Cuando el borracho esta casi sin aire, el» poli» lo saca y le pregunta:
-¿donde estan las joyas?
El borracho balbucea intentando coger aire y respirar, pero el «poli»  repite la operación tres veces,
hasta que la cuarta lo saca. El borracho, a punto de morir ahogado,
empieza a jadear tomando aire y el «poli» repite:
-¿Donde estan las joyas?
Y el borracho le contesta: -¡ Cago en mi madre, contratar a un buzo que yo no las veo!!

Comparte este chiste con tus colegas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.