Chistes cortos de médicos

Aquí van unos cuantos chistes de médicos, a ver si empezamos a reírnos un poco.

– ¿Desde cuando tiene usted la obsesión de que es un perro?
– Desde cachorro, doctor.

– Doctor, tengo complejo de fea.
– De complejo nada.

– Doctor, me tiemblan mucho las manos.
– ¿No será que bebe demasiado alcohol?
– ¡¡Que va, si lo derramo casi todo!!

– Doctor, ¿Cómo ha salido la operación?
– Hijo mío, yo no soy el doctor. Soy San Pedro

–   Doctor, ¿qué puedo hacer para que durante las vacaciones mi mujer no quede embarazada?
–   Llévesela con usted.

–   Fui al médico y me ha quitado el whisky, el tabaco y las drogas.
–   Pero. ¿vienes del médico o de la aduana?

–   No sé que me pasa, doctor, me toco la cabeza y me duele, me toco la nariz y me duele, me toco el pie y me duele. ¿Qué tengo?
– El dedo fracturado…

– Doctor, quiero que recomiende algo para que mi marido vuelva a estar como un toro.
– Bien, desnúdese. Empezaremos por los cuernos

Comparte este chiste con tus colegas

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*