La historia de amor más breve y hermosa del mundo

Había una vez un hermoso príncipe que le preguntó a una bella Princesa:

– ¿Te quieres casar conmigo?
– Y ella le respondió…: ¡¡¡NO!!!

Y el príncipe vivió feliz por muchos años yendo a pescar, a cazar y al bar todos los días con sus amigos y tomaba mucha cerveza, vino y cubatas, se  ponía hasta las orejas de tapas cuantas veces quería.

Jugaba al golf y comía caviar porque le alcanzaba la pasta para eso y mucho más.

Dejaba la ropa tirada en la silla del comedor y follaba con vecinas y amigas y con putas.

No tenía que competir con vecinos y amigos por el mejor coche, la mejor casa, el mejor sitio de vacaciones, etc…

Veía paginas guarras en Internet y fútbol todo el fin de semana… y nunca nadie le tocó las pelotas!!!!.

FIN
Que bonito, joder. Se me han saltado las lágrimas.

Comparte este chiste con tus colegas

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*